Chapas para la prevención de enfermedades

Las chapas son un elemento común para comunicar toda clase de mensajes. En el siguiente artículo se detalla la idea que tuvieron en una farmacia de Barcelona para ayudar a prevenir las enfermedades estacionarias a sus clientes.

Todos los trabajadores fueron cambiando sus chapas según la temporada del año teniendo en cuenta enfermedades prevalentes, aquellas que por factores como los ambientales se producen con frecuencia. Las chapas mostraban diferentes mensajes dependiendo de la estación del año, de esta manera los clientes podían tomar precauciones.

Las chapas realizadas los meses de primavera y verano advertían de las posibles enfermedades estacionales como la diarrea, la insolación, el golpe de calor y las alergias e infecciones de la piel. Así cada uno de los dependientes de la farmacia advertía de estas enfermedades comunes y un “Pregúntanos más” en la chapa hacía que los clientes se interesaran más.

Las chapas de los meses de otoño e invierno tenían que ver con el catarro, obstrucción nasal o mucosidad, así como los resfriados comunes, otitis, bronquitis o las neumonías. Para esta estación también se recomendó la vacunación contra la gripe para las personas con más riesgo. En casos de gripes con fiebres altas durante varios días se aconsejaba ir al hospital.

Con esta campaña se aumentaron un 35% las ventas de productos relacionados con estas patologías y los clientes de la farmacia agradecieron poder disponer de la información necesaria para prevenirlas.

Las chapas lograron una doble función : comunicar y prevenir.

La prevención es clave para evitar que cada año se repitan los mismos diagnósticos. Hay que destacar que a veces los medios más originales generan un mayor impacto en el consumidor y por lo tanto mayores opciones de éxito.

Actualizado : Esta idea se ha repetido ya en otras farmacias de toda España con los mismos resultados.